Archivo por meses: agosto 2015

Pon tu coche a punto tras el verano, ¿qué tienes que revisar?

Share

El verano se está acabando y con ello la época de los viajes largos, los maleteros llenos o los estacionamientos de muchas horas al sol.

La vuelta a la rutina también es importante para tu coche, por lo que debes tener en cuenta los siguientes puntos imprescindibles para un mantenimiento adecuado del vehículo de cara al otoño.

Una vez concluya el verano lo más aconsejable es limpiar el coche tanto por dentro como por fuera y hacer una revisión a fondo. En verano, se suelen realizar más kilómetros de lo habitual por lo que el desgaste y la suciedad es mayor. Además, si el coche ha estado cerca de la playa, ten en cuenta que esta humedad puede dañar algunas partes mecánicas del vehículo.

Limpieza a fondo

El uso que le damos al coche en la etapa de verano hace que este acumule mucha más suciedad, aparte de que la limpieza se suele dejar siempre para el final de las vacaciones.

La limpieza del coche tras las vacaciones es algo casi obligatorio

Sobre todo, si has estado en la playa no te olvides ni prolongues mucho esta limpieza pues la arena, humedad y la sal son muy dañinas para la carrocería y algunas partes mecánicas.

Si el coche ha transitado por caminos de polvo sin asfaltar o en trayectos de arena de la playa, lo más aconsejable es que un especialista realice una limpieza de motor, con ello ganaremos años de vida de los manguitos, juntas y conexiones de cables.

Maletero vacío

En verano los maleteros de los coches suelen estar más llenos, no sólo durante los viajes, sino también en el día a día, a la hora de bajar a la playa, que van llenos de sillas, toallas, sombrillas y de más cosas de ocio.

Una vez terminadas las vacaciones lo más recomendables es que saques del maletero todas esas cosas que ya no vas a utilizar en un día cotidiano. Esto te ayudará a reducir el consumo de gasolina baje, ya que la sobrecarga aumenta el gasto de combustible.

Cambio de limpiaparabrisas

Los limpiaparabrisas del coche son una de las piezas que más sufren en verano, no sólo por la acción del sol, que endurece y estropea la goma, sino también por el poco uso de estos. Lo ideal es tener unos limpiaparabrisas para verano y otros para invierno e ir intercambiándolos evitando así su deterioro y aumentando la seguridad.

Revisar los neumáticos es algo básico

Últimamente estamos insistiendo mucho en el cuidado de los neumáticos, el motivo es que es una parte fundamental del vehículo que hay que tener cuidado. Durante las vacaciones son muy pocos los que revisan la presión y el estado de las ruedas.

Debemos tener en cuenta que los neumáticos en verano están expuestos a un desgaste mayor, por ello no hay que escatimar en seguridad y, en caso de ver algún desperfecto, como cortes, rodaduras o un desgaste equilibrado, debemos cambiarlos.

Niveles de líquidos

El cuidado de los líquidos es básico para mantener el coche en el estado óptimo.

La revisión de los líquidos después del verano es muy importante para el mantenimiento básico del coche.

El alto número de kilómetros que suelen realizar los coches en verano hace que sea aún más recomendable revisar los niveles de líquidos de los vehículos.

Los dos puntos más importantes que hay que comprobar es que el aceite y el líquido refrigerante tengan los niveles adecuados.

No olvides rellenar también el recipiente del limpiaparabrisas.

Revisiones de mantenimiento

El mantenimiento adecuado del coche exige llevar al día las revisiones por kilometraje o pendientes y, tras las vacaciones, es uno de los mejores momentos, porque el verano es una estación en la que el vehículo está expuesto a largos viajes y temperaturas elevadas, factores que influyen en el deterioro del coche.